River pisó fuerte en La Bombonera

En un partido perfecto, el equipo de Gallardo superó en todas las líneas a su eterno rival y lo venció muy bien con un 2 a 0 a domicilio.

Sin darle respiro, Gallardo plantó un equipo decidido a presionar y no ofrecer opciones de juego al medio de Boca, poblándole los tres cuartos de la cancha y buscando generar alternativas. A los 15 minutos, el eléctrico Pity Martínez aprovechó una defectuosa salida de Izquierdoz que sucumbió ante la presión de Palacios y clavó, con una majestuosa volea, la primera ventaja del marcador. Fue fugaz el paso del diez de River por el partido, ya que tuvo que dejar el campo cuando el reloj acusó los veinte minutos por una molestia muscular.

Ya con Quintero en cancha y un Enzo Perez cansado, la escuadra visitante no pudo mantener la presión y empezó a recibir los embates de Boca que se dieron más por inercia y la necesidad de ir a buscar el resultado en su cancha, que por juego. El técnico echó mano a los relevos y puso a Zuculini en lugar de Enzo y a Scocco por Pratto, para ponerle picante al ataque. Los relevos dieron resultado enseguida y el delantero oriundo de Hughes, recién ingresado, marcó un verdadero golazo con un remate cruzado y decretó los números finales del resultado.

El encuentro siguió sin más, con un Millonario que disfrutó los últimos minutos de juego y desairando a su rival, llenándolo de incertidumbres de cara a lo que viene.

Por el lado de Núñez, todo está más que bien. Esperarán la vuelta contra Independiente por Copa Libertadores con la sonrisa de oreja a oreja después de una panzada.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*