Instituto sigue sumando y alienta una esperanza

La Gloria ganaba 1-0 pero la salida de Erpen y un error de su arquero le jugaron una mala pasada, con la que el equipo visitante logró el empate. Lo destacado es el buen marco de público que acompañó a la Gloria.

Foto ariel Cuellar

Por la 8ª fecha de la zona B de la Primera Nacional, Instituto igualó este jueves en condición de local ante Quilmes por 1 a 1, y si bien desperdició una interesante oportunidad para quedar a un punto del líder Sarmiento, sigue en el lote de los de arriba. Tal como se esperaba en la antesala, fue la Gloria quien propuso el juego en la fría noche de Alta Córdoba, basándose principalmente en el correcto despliegue de su mediocampista central Juan Ignacio Sills, que volvió a ser una de las figuras del equipo, apostando por la circulación rápida de la pelota, cuya posesión en ataque se dividieron el juvenil Malcom Braida, el delantero Germán Estigarribia -jugó varios metros más atrás de su posición habitual-, Mateo Bajamich y el enganche Damián Arce, que volvió a redondear una buena actuación.También Emiliano Endrizzi, desde el lateral izquierdo, cumplió con su tarea, y si bien prácticamente no finalizó ninguna de sus proyecciones en ataque de la mejor manera, se llevó varios aplausos provenientes de las gradas del Monumental. Su rival, mientras tanto, apostó a aprovechar errores ajenos y confiarle el traslado del balón a Juan Imbert, aunque las chances de gol del “Cervecero” llegarían sobre el cierre de la parte inicial. El marcador fue abierto por Bajamich, que de cabeza marcó el 1-0 a los 36 minutos del primer tiempo. El gol convertido por el nacido en la localidad de Morrison llegó tras un potente disparo del zurdo Arce que el arquero visitante Marcos Ledesma no logró rechazar, luego impactó Facundo Agüero con su cabeza y terminó Bajamich logrando mandar la pelota a la red. Gol y delirio de las casi 12 mil almas en las tribunas. Hasta allí el desarrollo del partido le sonreía a los dirigidos por César Zabala: ganaban el partido jugando en un aceptable nivel y ante un rival que no parecía o al menos no había intentado llevar demasiado peligro al arco local. Sin embargo, en cuestión de minutos la noche empezó a pasarle factura a Instituto. A los 40 minutos, el marcador central Facundo Erpen salió lesionado, aparentemente con una molestia en el gemelo que el DT no quiso que pasara mayores e ingresó  a Gastón Yabale en su lugar. Así, la Gloria perdía en cancha a ese jugador que le aporta templanza y claridad al equipo a la hora de salir jugando desde el fondo. Minutos después de la partida de Erpen, el “Cervecero” contó con una más que peligrosa situación que Leandro González intentó definir pero casi sobre la línea, Franco Flores le negó el grito.

1-0 arriba, Instituto se iba al entretiempo venciendo a su rival pero conociendo que en el complemento Quilmes iría, al menos, en búsqueda del empate. Al minuto y medio del ST, González aprovechó una pelota perdida por Estigarribia y pateó desde casi 30 metros al arco custodiado por Salort, que pese a que el disparo no asomaba demasiado potente, respondió con debilidad y la pelota se le terminó metiendo en el arco. Así, Quilmes llegaba al empate en el Juan Domingo Perón. Luego de su falla bajo los tres palos, Salort acusó una lesión en su hombro izquierdo y salió reemplazado por Lautaro Petrucchi. Muy probablemente influenciado anímicamente por la forma en que su rival había llegado a la igualdad, Instituto aminoró su intensidad en el juego y esos espacios que en el PT no le había permitido tener a su rival, ahora se los había concedido.

De esa manera, los dirigidos por Leonardo Lemos intentaron romper líneas e inquietar a la Gloria a través de ataques encabezados por Imbert y Gabriel Ramírez, aunque el juvenil Petrucchi no tuvo demasiada tarea. Con más corazón que fútbol, Instituto buscó sobre el cierre ponerse nuevamente arriba del marcador, pero Bajamich tiró por las nubes una pelota a metros del arco, luego una brillante atajada de Ledesma y el travesaño le dijeron no a un disparo de Arce, por lo que el marcador cerró en un 1 a 1 que le sentó mejor al visitante, que tuvo su punto más alto durante los minutos finales del PT y la primera mitad del ST. Instituto, con esta igualdad, llegó a 6 partidos sin derrotas (3 triunfos y 3 derrotas) y pese a que no pudo doblegar a su rival de este jueves, aún continúa 4º en su zona con 12 puntos y a 4 del líder Sarmiento. Ahora, por la próxima fecha, la Gloria jugará en condición de visitante frente a Atlético de Rafaela el lunes 14 del corriente mes.

Formaciones

Instituto (1): Germán Salort; Franco Flores, Facundo Agüero, Facundo Erpen, Emiliano Endrizzi, Juan Ignacio Sills, Ignacio Antonio; Mateo Bajamich, Damián Arce; Malcom Braida; Germán Estigarribia. DT: César Zabala.

Quilmes (1): Marcos Ledesma; Raúl Lozano, Alan Alegre, Abel Masuero, Federico Álvarez; Gabriel Ramírez, Altuna, David Drocco; Juan Imbert; Leonardo González y Martín Prost.

Goles: 35’ Bajamich (Ins), 46’ González (Qui).

Árbitro: Andrés Merlos (regular).

Cancha: Monumental de Alta Córdoba (bueno).

Público: 12 mil personas.

lanus web
Avatar
Acerca de Lautaro Gilaberte 26 Artículos
LAUTARO GILABERTE ESTUDIANTE DE PERIODISMO DEPORTIVO, TERCER AÑO EN CURSO CORRESPONSAL PRIMERA NACIONAL CUBRIENDO INSTITUTO ATLÉTICO CENTRAL CÓRDOBA

Comentarios

Una respuesta a “Instituto sigue sumando y alienta una esperanza”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*