El “Peque” Schwartzman recuperó dos lugares en el ranking y sueña con ser top ten

Luego de su brillante semana en el Masters 1000 de Roma, certamen en que venció en cuartos de final a Rafael Nadal y en semis a Denis Shapovalov

El argentino Diego Schwartzman batalló ante Novak Djokovic, número uno del mundo, pero no pudo doblegarlo y cayó en la final frente al serbio: fue triunfo 7-5 y 6-4 para Nole, que así alcanzó el Masters 1000 n°36 de su carrera (superó por uno a Nadal, y es el máximo ganador de estos torneos en toda la historia).

Pese a esto, el “Peque” quedó en la historia grande del tenis nacional por haber logrado vencer por primera vez a Nadal después de nueve derrotas al hilo, y además haberle jugado, al menos en el primer set, de igual a igual a Djokovic, que en lo va del año ganó 31 de los 32 partidos que jugó (su descalificación en octavos del US Open fue su única “derrota”).

Además de los 150 mil euros que se llevó en concepto de premio por haber llegado al partido decisivo, el porteño subió dos escalones en el ranking ATP: vuelve al 13° lugar luego de haber descendido dos escalafones por su floja performance en Cincinnati y el Abierto de los Estados Unidos, donde apenas alcanzó segunda y primera ronda respectivamente.

Producto del desgaste físico por su intensa semana de actividad en la capital italiana, el singlista surgido del Club Náutico Hacoaj tomó la decisión de bajar su participación del ATP 500 de Hamburgo, que arrancó hoy y no contará con presencia argentina. Sin embargo, esto no afectará su regreso al puesto trece del ranking ATP liderado por su verdugo de este lunes.

Sí estará el pupilo de Juan Ignacio Chela en la inminente edición de Roland Garros, que con motivo de la pandemia retrasó su fecha y atípicamente se jugará a partir del próximo domingo 27 de septiembre hasta el 11 de octubre (históricamente el certamen inicia en mayo). De lograr un buen desempeño en suelo parisino, la raqueta número uno del país podrá ingresar por primera vez en su carrera al top ten (su mejor ranking es haber sido 11° del mundo, en junio de 2018).

Sobre lo que será su presencia en Roland Garros -el año pasado fue eliminado en segunda ronda frente a su compatriota Leo Mayer-, Schwartzman se sinceró: “Mi primera preocupación en París va a ser el test que te hacen al comienzo de los torneos, es lo que más miedo te da. Acá en Roma jugamos con muchas personas, hay gente que te abraza, que te toca y la verdad los jugadores estamos con pánico”.

lanus web

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.