Alexis Cuello puedo adaptarme a cualquier posición por las bandas

El juvenil cuyo pase pertenece a Racing de Avellaneda charló junto a periodistas acreditados a días de su primer entrenamiento con la camiseta de la Gloria, a donde jugará a préstamo. Aseguró que “Instituto es un equipo grande” y que lo sedujo que “Teté Quiroz le haya insistido” para que se vista de rojiblanco.

Fotos Gentileza IACC

Nacido un 18 de febrero de 2000 en la ciudad de Dock Sud, una de las siete que integra el partido de Avellaneda, en la provincia de Buenos Aires, Alexis Ricardo Cuello es consciente de que está ante un gran desafío en su carrera como futbolista.

Jugador de Racing de Avellaneda, cuyo hoy ex entrenador Eduardo Coudet lo subió a Primera en 2018, no tuvo demasiadas oportunidades en el plantel profesional de La Academia y se marchó a préstamo a mediados de 2019 a Barracas Central, de la Primera Nacional, equipo que preside Matías Tapia, hijo del titular de la AFA, Claudio Fabián Tapia.

Sin embargo, en el conjunto porteño no consiguió la continuidad que él esperaba: jugó apenas cinco partidos, en los que sumó 138 minutos en cancha y no marcó goles. Por eso, luego de finalizado el préstamo (el pasado 30 de junio) en Barracas, quedó libre.

En medio de la incertidumbre imperante acerca de cuándo se reanudará el fútbol en nuestro país pero particularmente para Alexis, de 20 años, saber qué pasará con su futuro, recibió un llamado al que le prestó atención. Del otro lado del teléfono sonó la voz de Fernando “Teté” Quiroz, DT del Instituto Atlético Central Córdoba, entrenador a quien ya conocía del paso de éste por las divisiones inferiores de la Academia.

A sabiendas de que vencía su préstamo en Barracas, ni lento ni perezoso, “Teté” sondeó a Cuello para sumarse al plantel de la Gloria, que sueña con conseguir el ascenso a Primera después de 14 años en la segunda categoría. Y si bien al principio Quiroz no obtuvo un “sí” como respuesta, cuando Malcom Braida, que juega en su misma posición, se marchó a Aldosivi, la llegada de Alexis a Alta Córdoba empezó a sellarse.

De posición extremo, el juvenil concretó su arribo a Instituto a principios de este mes, aunque como llegaba proveniente de Buenos Aires, debió cumplir con una cuarentena obligatoria de 14 días en su domicilio previo a sumarse a los entrenamientos. El último fin de semana su aislamiento concluyó y el jugador entrenó junto a sus flamantes compañeros este lunes en el Mario Alberto Kempes.

Ayer miércoles, el futbolista, cuarto refuerzo de los cordobeses en este mercado de pases, charló vía Zoom con periodistas acreditados de la institución y dejó varias declaraciones interesantes de cara a lo que vaticina durante su estadía en Instituto, al que denominó como un “equipo grande”, y sobre su estilo de juego.

“Llego con muchísima expectativa. El primer paso es entrenarme y ponerme a punto. Y después pelear lo máximo como equipo. Con Teté hablamos, me preguntó cómo me venía sintiendo en la ciudad, y además estuve hablando con los compañeros que me toca entrenar por grupo”, contó Cuello, que de yapa contó que uno de los integrantes del plantel lo “pasó a buscar” para su primera práctica.

Consultado sobre en cuál de las bandas se siente más cómodo jugando, se sinceró: “Me adapto a ambas posiciones por las bandas. Será cuestión de poder rendir al máximo desde el lugar que el técnico decida. El fútbol no es todo atacar”.

Sobre cuánto influyó Quiroz -quien si bien retomó a Alta Córdoba a principios de marzo dirigió apenas un único partido (3-0 vs. Tigre)- en su decisión de jugar en la Gloria, el bonaerense expresó: “Elegí Instituto porque me sedujo la idea del entrenador. Que a uno lo busquen es súper gratificante, y Teté me terminó de convencer”.

Aquí cabe remarcar que el ex Barracas jugará en el Albirrojo a préstamo por 18 meses (hasta diciembre de 2021) con una cláusula especial, conocida como “derecho de vidriera”: si tras su paso por Instituto, Racing decide venderlo, cualquiera sea el destino, en Jujuy y Sucre se quedarán con el 10% del monto de su transferencia.

En un aspecto a tener en cuenta de su carrera, en 2018, Alexis Cuello fue sparring de la Selección Argentina durante el Mundial de Rusia. Sobre aquella enorme experiencia que le tocó vivir, la que incluso le permitió tomarse una fotografía con el astro Lionel Messi, dijo: “Conocerlo (a Messi) fue un sueño, al igual que ser sparring. Me llevó Sebastián Beccacece (hoy DT de Racing, pero en ese entonces ayudante de campo de Jorge Sampaoli) y la verdad que ahí comprobé que estos jugadores son unas bestias”, sin escatimar en elogios para el resto de los representantes de la Albiceleste con los que tuvo la posibilidad de entrenar.

Es una realidad que lo que hoy marca el rumbo de nuestro fútbol es la incertidumbre, la duda cada vez más pesada de cómo continuará todo, más aún en la Primera Nacional, cuya fecha de reinicio muchos se animan a ubicar en inicios de noviembre (aunque sin nada definido), pese a que desde hoy rige una flexibilización que permite la disputa de entrenamientos. Pero lo que también es una realidad es que Alexis Cuello, a sus 20 años, sabe que está ante una gran oportunidad en su carrera como profesional. Y que como dejó en claro, no querrá desperdiciar”.

lanus web

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.