Instituto entrenó en La Agustina y ya piensa en Almagro

FOTOS PRENSA INSTITUTO

Tras el empate 0-0 del último viernes ante Alvarado de Mar del Plata, que significó su segunda igualdad en igual cantidad de fechas en lo que va de la actual Primera Nacional, el plantel de Instituto entrenó este martes en el predio de La Agustina.

Fotos gentileza prensa Instituto

El próximo compromiso de la Gloria será el lunes 28 frente a Almagro, en condición de visitante y a partir de las 19.10, con televisación de TyC Sports.

Para dicho encuentro, el DT albirrojo Lucas Bovaglio podrá contar con todo el plantel a disposición, ya que no cuenta con jugadores lesionados ni suspendidos. El volante Diego Becker dejó atrás una molestia muscular y sumó minutos el viernes en Alta Córdoba, mientras que el delantero Patricio Cucchi, que si bien estuvo en Río Cuarto frente a Estudiantes en el debut, continúa siendo observado de cerca tras recuperarse de una lesión y podría formar parte de la lista de convocados para enfrentar al Tricolor.

Su rival del próximo lunes, dirigido técnicamente por Walter Perazzo, llegará con puntaje ideal tras derrotar 2-1 a Mitre de Santiago del Estero y 1-0 a Sacachispas, por lo que buscará hacerse fuerte de local y seguir por la senda del triunfo.

Un duelo con historia. En el año 2000, Instituto, que jugaba en Primera División, y Almagro, que hacía lo propio en la B Nacional, se enfrentaron en una de las llaves de Promoción, instancia que la Gloria nunca debería haber jugado de no ser porque un hincha agredió al juez de línea Rabinovich con una serpentina de papel, en un partido ante Rosario Central. A los pocos días, la AFA sancionó a Instituto con la pérdida de 3 puntos, que lo llevó a pelear por mantener la categoría. En cancha de Almagro fue triunfo para el local por 1-0, y pese a que gozaba de ventaja deportiva, Instituto no pudo doblegar a su rival en el Monumental y al igualar 1-1, terminó descendiendo al poco tiempo de subir a Primera. Aquella fría tarde de julio, además de la baja albirroja, desencadenó la salida del presidente Santiago Semino y la asunción de su vice, Diego Bobatto.

El 19 de junio de 2004, los de Alta Córdoba se tomaron revancha en el Chateau Carreras y con goles de Santiago Raymonda y Renato Riggio, derrotó 2-1 a los de José Ingenieros y volvieron a la máxima categoría del fútbol argentino. El DT de aquella epopeya fue Héctor Rivoira, tristemente fallecido en 2019 víctima de un cáncer.

lanus web

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.