San Lorenzo y River igualaron en uno en el Nuevo Gasómetro.


Foto Ariel Cuellar

En el marco de la cuarta fecha de la Superliga Argentina, Miillonarios y Cuervos, dos equipos que en el plano internacional se destacan pero en el torneo doméstico no le venían encontrando la vuelta, se enfrentaron en un muy buen partido y terminaron empatando por un gol por lado.

En la primera etapa, el equipo de Gallardo fue un poquito más. Minutos antes de que Fernando Rapallini pite la llegada del minuto cuarenta y cinco, Juan Fernando Quintero, en un recorte bárbaro de derecha hacia el centro y un zurdazo al lado del poste, marcaba el gol que puso en ventaja al visitante. La polémica no fue ajena a la primera mitad: el árbitro no vio un claro penal de Enzo Pérez, que estiró su codo y tapó un remate dentro de su propia área.


Foto Ariel Cuellar

En el segundo tiempo, con un equipo de Biagio más tirado en ataque, se planteó un encuentro de ida y vuelta donde cualquiera de los dos podía marcar. River defendió casi hasta último momento su diferencia, que hubiera tenido éxito a no ser por la capacidad goleadora de Blandi, que venció la valla de Armani y también su record de más de ochocientos minutos sin sufrir la caída de su arco.


Foto Ariel Cuellar

Está claro que la prioridad de ambos equipos son las copas que están disputando, pero no podrán descuidar el torneo local para no penar por meterse en las del año que viene.

Mientras tanto, repartieron puntos y nos dejan con la sensación de que fue lo justo.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*