Quimsa dio el primer golpe

En una final al mejor de cinco juegos, los santiagueños se llevaron el primer chico y sueñan con ser campeones tras seis años de sequía. El próximo será el domingo desde las 11.

Fotos gentileza LNB

El primer juego de las finales de la Liga Nacional de Básquet ya tiene dueño, y es que Quimsa derrotó ayer, a base de una excelente defensa, a San Lorenzo por 75 a 68.

Los santiagueños arrancaron con el pie derecho el cruce definitorio (al mejor de cinco), desde el minuto uno se mantuvieron adelante en el marcador y secaron prácticamente a su rival. El próximo chico será el domingo desde las 11 en el Templo del Rock.

Sin dudas que la clave del partido fue la defensa de los dirigidos por González, porque pudo dejar al Ciclón en menos de 70 puntos, cuando en la temporada regular este último promedió más de 80.

El encuentro comenzó como lo que significa una final, dos conjuntos concentrados y tratando de no cometer errores. Cabe destacar que San Lorenzo va en busca del histórico pentacampeonato, mientras que Quimsa quiere cortar esa racha y coronarse como en el 2015.

El uno y el dos de la general arrancaron trabados en el primer cuarto, intercambiando canastas y pérdidas. Los de Boedo apostaban más al juego en la pintura comandados por la distribución de Nicolás Aguirre, y por el lado del rival, los puntos se sumaban a base de triples y de esa manera la Fusión se fue al primer descanso corto ganando 21-16.

El segundo capítulo fue para el olvido de los de Santander, que fue incapaz de anotar por varios minutos, mientras que su contrincante sumaba desde la línea de libres y extendía la diferencia en el marcador. A pesar del juego errático de ambos (parcial de 14-13), Quimsa se fue al descanso con un 35-29 a su favor.

Ya en el tercer capítulo aparecieron los tiros de larga distancia de San Lorenzo. De la mano de José Vildoza se pusieron por delante en el electrónico, pero el plantel santiagueño no se achicó y respondió con Leonardo Mainoldi y Mauro Cosolito para ponerse en ventaja nuevamente. Final cerrado: 51 a 49.

En el último episodio el Ciclón intentó reaccionar varias veces pero los triples de la Fusión, su arma más poderosa, no lo permitieron. Con varias bombas de Mainoldi, Franco Baralle y Brandon Robinson, los de González se acomodaron en el juego y, a base de defensa, cerraron el partido 75 a 68.

La final arrancó con todo, promete mucho y hasta ahora cumplió. San Lorenzo buscará dar vuelta la historia, pero Quimsa pegó primero y sueña.

lanus web

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.