River por penales perdió con Boca y quedo afuera de la Copa Argentina

El partido jugado en el Único de la Plata favoreció a Boca Juniors en los penales, después de un 0 a 0 para el olvido, el xeneixe se enfrentara a Patronato de Paraná en la siguiente ronda.

Fotos Gentileza Prensa River Plate

En un primer tiempo donde Boca Juniors salió a presionar y a incomodar a River y no dejarlo hacer lo mejor que hace el equipo de la banda roja que es tener la pelota, presión muy alta con marca a Enzo Pérez para ensuciar la salida del millonario.

Por su parte el debutante Juan Ramírez fue el único que intento romper líneas en Boca y fue víctima de varios foules tácticos que llenaron a la defensa del conjunto de Gallardo con el color amarillo.

Hasta los 25’ ninguno había pateado al arco, no hubo una situación clara para ninguno.

Cuando Boca levanto el asedio y River encontró los pocos espacios, vino una jugada de Julián Álvarez por izquierda dejando en el suelo a Izquierdoz con un amague, pase al medio e increíblemente se lo pierde Brian Romero con el arco a su disposición.

El resto de la etapa siguió de esa manera, Boca no arriesgaba en ataque para no sufrir la contra de River. Fin de la etapa.

En el segundo tiempo mejoro De la Cruz y Paradela y le dieron a River la posibilidad de abrir el marcador cuando el ex Gimnasia en gran jugada por izquierda le sirvió la pelota a Romero que de primera le pego y un defensor se jugó la vida para tapar el remate y el rebote le cayó a Zuculini que de zurda le pateo al lugar que estaba Rossi.

El conjunto de Gallardo tuvo otras oportunidades con un remate de media distancia de De la Cruz y de Brian Romero que se fueron por muy poco afuera rozando el horizontal.

Mientras tanto Boca después de agotarse varios de sus jugadores por todo lo que habían corrido y con los cambios se aferraron al recurso de los penales.

En Boca había obligación de ganar, pero la necesidad era mayor y así lo entendieron algunos jugadores caso Rojo que como un karateca golpeo a Álvarez en la espalda que el árbitro castigo con una amarilla cuando el color debía ser diferente; Y para no ser menos Zambrano con una toma de judo defendía el cero. Una muestra de supervivencia.

El ataque de Boca no existió, además de ser borrados por el buen trabajo de Díaz y Martínez.

La crítica para ambos, River siendo un equipo armado y con mucho rodaje técnico y futbolístico jugando bien por momentos no pudo quebrar a su rival, esto ocurrió en varios clásicos de este año.

Boca tampoco se escapa de la detracción, un equipo en formación y con futbolistas que se quieren ir, con diferencias entre sus directivos, jugo a no perder y nunca se lo vio de cerca de Armani; nada para un equipo ‘grande’

Final y a definir el partido en el azar de los penales, y no es tan así, Boca jugo a definir el partido por esa vía, es por ello que patearon con una convicción y fuerza inusitada. Ganó Boca y es justicia, aun habiendo pateado al arco 20’ después de finalizado el partido.

lanus web

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.