Prueba piloto para que los hinchas regresen a la cancha

La UEFA aprobó que el duelo por la Supercopa entre Sevilla y Bayern Munich se dispute hasta con un 30% de capacidad para los espectadores. El encuentro se jugará el jueves 24 de septiembre en Budapest, más precisamente en el Puskás Aréna.

El estado sede de la final puede albergar 67 mil personas, por ende, la idea es que poco más de 20 mil puedan acudir al evento. Rusia hace unos meses permitió el regreso del público de manera muy reducida, hasta un 10% de cada estadio. Turquía lo hará en octubre, con el mismo porcentaje de la final de la Supercopa.

lanus web

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.