Por qué Boca no pudo quedarse con el triunfo ante River

Pasó una nueva edición del Superclásico del fútbol argentino, y por tercera vez al hilo (0-0 en septiembre de 2019 y 2-2 de enero, el último 2 de enero), terminó en empate.

Fotos Ariel Cuellar

Lo empezó ganando el Xeneize, que fue local, gracias a un penal que el colombiano Sebastián Villa cambió por gol luego de que el zaguero chileno Paulo Díaz derribe en el área a Nicolás Capaldo, uno de los puntos altos de los dirigidos por Miguel Russo.

Previo a ese gol, tanto Boca como River habían tenido situaciones de gol suficientes para abrir el marcador. La más clara llegó del lado millonario, a través de los pies de Nicolás De La Cruz que definió por arriba de Esteban Andrada ante una apurada salida del arquero pero que Lisandro López, en modo “salvador”, le negó a metros de la línea.

Foto Ariel Cuellar

Minutos después, Carlos Tévez recibió en soledad un pase al ras de Frank Fabra que Franco Armani, la figura de River, le tapó con jerarquía. Con un gol malogrado por ambos bandos, llegó la jugada en que Díaz se llevó puesto a Capaldo, que el árbitro Facundo Tello -su primer Superclásico oficial- sancionó sin titubear. Luego, Villa pateó al medio, la pelota cruzó la red y Boca se puso arriba 1-0.

Era, a esa altura, un partido parejo en que los locales habían ofrecido una mejor versión pero ante un rival que no daría el brazo a torcer en el complemento.

Ya en el ST, River se acomodó mejor en el campo de juego pero Boca volvió a avisar y a los 2 minutos desperdició una clara oportunidad para ponerse 2-0 arriba, que el ex Instituto y Talleres Gonzalo Maroni no logró definir.

Y ese fue justamente uno de los motivos por los que Boca no pudo quedarse con los tres puntos en La Bombonera: jugando mejor que su rival, aunque sin brillar, el equipo de La Ribera, tuvo varias oportunidades de ampliar su ventaja, a través de los pies de Maroni y de Tévez y Villa, que se toparon con un enorme Armani que les negó el grito, a ambos, en la misma jugada.

Foto Ariel Cuellar

Por su falta de eficacia, y porque también su rival logró acomodarse, el Xeneize dejó dos puntos en el camino, nuevamente ante River y como local. Y como si esto fuera poco, Boca atravesó un minuto fatídico casi en la recta final del partido: a los 21 minutos River encontró el empate a través de un certero cabezazo de Agustín Palavecino, que receptó bien un centro por izquierda de Fabrizio Angileri, otro de los puntos altos de los dirigidos por Marcelo Gallardo. Al minuto siguiente, Carlos Zambrano vio la tarjeta roja por doble amarilla y Boca se quedaba con uno menos, con el partido empatado en uno y ante un rival que se le venía encima.

La cosa pareció reacomodarse casi 10 minutos más tarde cuando Milton Casco, quien también estaba amonestado, vio la segunda amarilla por una fuerte infracción contra Fabra y se marchó al vestuario.

A partir de ese momento, y hasta el pitido final, el local no contó con otra situación de gol. Es más, todo lo contrario: fue River quien quedó “a centímetros” de la victoria de no ser porque, curiosamente, una pelota que impactó en la cabeza de Carlos Izquierdoz y que ya había desacomodado a Andrada, picó mal metros antes de la línea de gol y le negó el 2-1 a los de Núñez. En esa misma jugada, tras el fallido pique, el ex Lanús le tapó bien el rebote a Bruno Zuculini.

Foto Ariel Cuellar

Ahora, Boca, que quedó en el 5º lugar de la Zona 2 con 9 puntos, recibirá el próximo domingo a partir de las 21 a Talleres en La Bombonera, con árbitro aún a definir. Para dicho cruce, Russo no podrá contar ni con Zambrano (expulsado) ni tampoco con Edwin Cardona, que se constató que está desgarrado -ni siquiera fue al banco contra River- y será baja obligada por los próximos 20 días, lo que le imposibilitaría estar ante Independiente por el torneo local y frente a Defensores de Belgrano, por Copa Argentina. A Carlos Tévez, que jugó condicionado e infiltrado por una lesión en su tobillo, lo esperarán para el partido ante la “T”, aunque no lo exigirán.

lanus web

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.